Parodia del idiota

Y sos el idiota que dice: oye mi perro, últimamente me siento raro, también ahorita. Ahh claro wey, es que fumé marihuana, es eso.

Visto en fb

Temblor nocturno

¿La inmensidad produce náuseas? Hace un tiempo que la ebriedad me lleva a una idea recurrente que me desespera: la ilusión de grandeza, no mía sino de la realidad, que desemboca en un profundo desosiego...

Tiempo VIII

El tiempo acecha como una incandescente luz al fondo de las cosas. Todo se conforma de su materia, todo rige su regla decadente hacia el lecho de la maduración y lentamente al hecho de la muerte. Cómo puede ser que todo aquello que observamos se vea al final destruido por la constancia de lo invisible que acecha tras todos los conceptos en dónde ya erigimos la única comprensión posible de la realidad, una poesía inentendible que sólo quiere llenar el espacio indiferente del universo. Todo este vértigo que azota a la palma esperando el huracán, el deseo irresistible de ser arrancada de lo profundo de la tierra y el miedo dócil de su tronco, el profundo temple de sus ramas que teme por la moribunda conformación de su existencia tan pueril y efímera que aún se expone a la resistencia de su cuerpo a la libertad de la carne. ¿Pero quién es el capaz de arrancar el tiempo de mis manos? Tengo el movimiento del minutero entre los dedos y su irrealidad no podría venir más a cuento a esta conglomeración de abstracciones que es la habitación, tan llena de olvidos y recuerdos, formas indescifrables de la memoria. ¿Quién puede tomar el espejo y arrancarme las cicatrices llenas de arrugas y el paso de mi pupila por cada uno de los fantasmas que albergan en ellas? Veo la eternidad como una sílaba suspendida en el aire, tan evidente que nadie se atreve a pronunciar su conjuro. Parece que el ser perece ante una rosa que él mismo amputa sin darse cuenta pues sus cuencas en el horizonte están absortan en buscarla. ¿Quién va a rezar estos calendarios de extrañeza y datos que llenan años como daños entre manchas de soledad agazapada? Yo ansío el olvido y ardo en el deseo de su trance mientras habito la carne y lentamente deslizo el piso hacia su cama porque sólo tiene sentido morir, después de haber vivido sin trastornar los instantes.

 

Nosequién -MalosAires- 

 

Del género.

Algo que se agita detrás de la noche. El llanto de este acogido y distante espacio en el que las letras golpean desangradas por las formas del ahora… aún el incesante deshecho de los espejos que se adueña de la anotación de mis palabras asombrando el temor que hay tras mis pupilas; algo de frágil en cada atisbo del gruñir del lobo hambriento en el centro de mi pecho. Algo que respira cerca de mi mano suspirando por no dejar lo inconcluso de todas estas mujeres que me rodean como al acecho. Escucho mi silencio y la virilidad inconforme por su rigidez impertérrita pide el grito que libere la anotación de otras estrellas que conozcan la fuerza que hay en los abrazos de la pasión.

Algo que se pregunta en el espejo por su inconformidad perpetua ante la ilusión de la personalidad. La aridez de este terreno que han dicho preparar para el encuentro, pero no es más que la consolación dolorosa del poder… este continuo sonido que golpea entre el yo que erige sus infinitos matices y la palabra Yo que trata a su vez de representarlo como algo inteligible para los confines de la razón. La ensoñación de la noche que también erige el grito desnudo de todos estos habitáculos por donde se pasean los secretos. El grito del espasmo, un vientre acicalado por la ventana roja de una boca que se abre inmensa, la forma de mi dedo buscando el fraseo del descenso en el perplejo conocer de tu clavícula. Mi nombre se erige ante el espectáculo de estas mujeres que me persiguen, ¿quién soy bajo todos estos espectros sin género que hoy besan mis más perentorios mareos de éxtasis? La insinuación constante de la realidad que irrumpe en la biología sesgando de un lado y de otro. Alguna voz de arcanos momentos que busca de manera elemental posicionar la dualidad fuera de sí sin abocar al deseo que socava sus más hondos placeres. El silencio que naufraga como balsa en el mar en el ademán de una mano que pregunta sin dudar al misterio de unas bragas que se lamentan y sin más sueltan el son de la ebriedad. Veo el manto que se posa sobre mi espalda, la irreconocible cruz que alberga en todos el dogma de una desnudez golpeada por su pudor, el pudor que acecha en todos bajo la horma de la vergüenza, la vergüenza implícita sobre una belleza que trata de todos los modos posibles de liberarse de sus cadenas módicas, serenas y santurronas, la belleza y ese desdén quiropráctico que la conforma como una constante que irradia sólo su halo sobre el esplendor de los jardines y no bajo la estentórea dicha que pugna en lo más profundo de nuestros basurales, la insignificante tentación de marginación que amedrenta a lo más profundo de estos estandartes bajo los que hoy erigimos los conceptos. Esta lengua que calla porque teme la respuesta de su propio eco golpeando las palabras que han puesto en lo profundo de sus cuentos. Las cuencas que tratan de vaciarse hasta ver lo infinito que las alberga bajo este deseo en el que me hundo… Desliza una mano puntiaguda en la hoja blanca del pecho, el secreto que cuentan a los oídos las musas en el arte del amor, mi mano anudando tus ejes, tu mano tomando mis tiempos, mi beso tocando tu vientre, Vi-entre tus piernas mi paso, y presente a mis labios tu barba caliente.

 

 

-Crónicas esquizofrenicas-

Después de un buen tiempo en una vida social activa, me he liberado de un montón de cargas negativas, por fin he tenido algo de espacio para reflexionar y tomar mi esquizofrenia desde un punto de vista que pretende ser mas imparcial, aunque es un ideal.... Estoy muy satisfecho con la persona que he hecho de mi últimamente, lo cual me da la tranquilidad para expresarme despreocupadamente respecto a casi todo, en fin; probablemente si me refiero a mi actividad social implique tener en cuenta a las personas de ese entorno o incluso al lector, quienes seguramente habrán adoptado una postura defensiva por alguna que otra cosa que haya escrito y  que pudo afectar negativamente la susceptibilidad de algunas personas; no me extrañaría, pero he tenido que afrontar mi mundo y el mundo que todos compartimos de una forma mas ofensiva, de lo contrario hoy no tendría la tranquilidad que tengo y esto de hecho puede ser otra razón mas para que alguien se pueda sentir ofendido, espero que no sea así, sino, ¿pues que le hago?. Poco a poco he podido mejorar en varios aspectos de mi vida, cada vez es menor la posibilidad de decaer y estar a merced de la esquizofrenia, y aunque sucediera, seria menor el dolor y la incapacidad para abordar los problemas que ello implique, continuo escuchando voces aunque cada vez es menor la importancia que les doy; aun así, hay días que continúan pareciendo parte de un ciclo. Todo esto son detalles a los que no pienso ceder, mejor aun, me proyectare en todos mis proyectos, gracias, lamento mucho no tener gran cosa que aportar, cuando tenga alguna crisis existencial y esquizofrenia volveré con nuevas discusiones. 

¡Suenan las alarmas, es de mañana!

De inmediato despiertas.
Bajas a la alameda de tus sueños,
población senil de raíces.
Procuras curiosear entre los agujeros de las hormigas,
redondeas la mirada a la órbita de su andar.
Llamas al pasado enternecedor de la orientación.
Santa inocencia; mártir de tus pasiones.

Mueves un poco tus pies; ronda a la devoción.
Careces de pasiones, careces de valentía.
A la derecha un vaso entre tus dedos.
A la izquierda un espacio vacío, alterado.
En el centro forastero alguien a punto de beber.

Hambriento el hoyo en tu estómago y
hambriento el hoyo de la habitación, que reclama tu existencia.
La superficie es el andar de tus ojos.
La habitación es y no es del comedero de tu mirada,
que arremete contra la santa oscuridad pasada,
que solo queda en el retazo de tus párpados.

Se retuercen los babosos sueños con el salado aíre.
El océano está tan lejos, sin embargo la desdicha es más larga y más profunda.
El océano es la profundidad de la mirada que contempla el cielo,
que no es más que el techo de cualquier casa en Bogotá.  

Andrés Gamboa. 

Una martir más.

Te veía deambular, sí por la universidad sin gozo,
cargabas las semejanzas de mis periodos de agonía.
Llevabas un irreductible no. Por ahora no, sencillamente no.
! No ¡sonido perverso entre palabras,
tus palabras que sonaban a festivos en soledad,
lunes sin desayuno, y miércoles sin conversaciones.

Con cuanto deseo anhelaba un soplido entre tus labios,
aquellos ojos frente al espejo,  
qué tanta indiferencia necesitas, Ay
te acuestas cada noche con tu muerte,
que solo es tuya y te lubricas
en los anhelos palpitantes del final,
que no es tuyo sino de los demás,
y anhelas desconfiada del gozo de Dios.
Un dios que no es otro que tú en tu trono. 

Andrés Gamboa. 

Eco

Mis palabras se cuelan, la habitación está enferma y por eso reina el silencio. Preguntas entre sábanas que nunca han podido corresponder a la textura de tu sombra abandonada, por esa necesidad de hincar el diente en el alma, por esa tendencia a desgarrar tus pieles por la necesidad que te asedia y morir después por una sed incurable entre soledad y agua. Tus manos se extienden entre las tinieblas como tratando de tocar el olvido pero hay algo en ellas que ha perdido el ademán que otorgaba sentido a su movimiento y por eso caen como piedras en el agua, cada vez más hondo, pesando y pesando hasta desvanecer la sensación de su existencia. Hurgas sin manos entre la sombra de tu cabeza y buscas la bala que saturo tu inocencia de flores negras que hoy sacas como esperanzas deshechas por la marea, pero parco el grito lo ha comido todo. Fue la estéril alegría la que con constancia quemo el fruto de ese girasol que vino adornar tu ventana y ahora negro como tu sol perdido entre emblemas dibuja la ausencia que te falta, la sentencia que ni siquiera tus ojos rojos calman. Es ella quien ahora se ríe a carcajadas e inclina la balanza más allá de lo que entiendes, la alegría golpea y para arremeterla se necesita ser valiente… por eso subes, entre violines y acordes desafinados que manchan tu soledad, entre cardúmenes de peces acobardados que son también tus pasos de niño arrebatado, subes como tratando de alcanzar la luz que tanto dictaron como cima y sin embargo es el subsuelo lo que alimenta… vez la luz y la sombra dicta tu latido que se riega como un río en la disuelta sílaba de tu ser y tiras tus promesas a la nada, al fuego macilento que entre tu estómago propaga la náusea condenatoria para tu discurso errante y parlanchín y un sin fin de lágrimas que cultivaron las pinchadas cruces de la existencia que hoy tu espalda parten. Ves todo lo acumulado, el tiempo y su llanto, la mano principiante que trata de abrigar tu silueta escondida de nene asustado, pero no es más que un intento, un error de código y entendimiento, un fantasma que ha rodeado tu cordura y después te dejo mucho más a solas con tu persona. Se siente el ruido de la calle como un lobo adolorido y mi pupila desgarra la ventana pensando en el suburbio que implora por más sueños montados en alfombras… me pierdo en el propio silencio tan presto de risas, mentiras y humo, espejo del mundo que entre la historia fue haciendo de lo insulso el más alto mérito de gloria. Retuerzo mi sangre para descolocar el tiempo que me desborda. Quiero calmar la duda que me castiga a solas entre olas de viento y calma… porque es la indiferencia lo que calcina tu alma y la contienda de la montaña no te libera… hoy te apresa la nostalgia que otro día abrió la puerta.

Crónicas esquizofrenicas

Buenos días, este espacio quiero tomarlo en lo posible para hablar de mi esquizofrenia y la perspectiva que tengo del mundo y de mi mundo a través de ella, es común afrontar un montón de situaciones que suelen ser irritables cuando no sé como manejarlas, no voy a decir que hablo en nombre de todos los esquizofrenicos cuando cada caso es único, pero compartimos ciertas cosas, una de ellas es el como la sociedad asume esta enfermedad respecto a quienes la padecemos y es que parece que la mayoría espera que seamos personas tontas, con la incapacidad de tener una vida propia estando atados o recluidos en un sanatorio eternamente, si bien se pueden dar esos casos, ya que la fisiología que tenemos y la genética que heredamos juegan un papel muy grande e ignorado de la misma manera por aquellos que no tienen conciencia del padecimiento. La realidad es que aunque no tenga cura, nosotros podemos aprender a vivir bien sabiendo como manejar las emociones y otras cosas, (cosa que es propia de todo ser humano) así mismo he de tratar con cosas como "... me voy a un lugar donde si me crean que tengo esquizofrenia..." sea voz imaginaria o persona real debo asumir tales puntos de vista de alguna manera, que puedo decir: "... mmm ya se, voy a quedarme aquí de por vida para probarle a esa persona o lo que sea, que si tengo la enfermedad, me voy a recluir para fingir que si es así y me crean, probando drogas que afectan mi organismo de manera no placentera bien aprobadas por una institución farmacológica, voy a fingir locura ocasionalmente de por vida, solo para tener la credibilidad de esa persona o vencer así ese pensamiento".

Antes de saber que padeciera esto y me lo diagnosticaran, (incluso aun no me convence la explicación que me han dado sobre la enfermedad) tuve muchos problemas, y cuando digo muchos, son muchos, tantos como para no poder digerirlos, entender lo que pasaba y reaccionar de una forma adecuada, algunos de ellos son el hecho de tener la mala suerte de haberme enamorado casi al mismo tiempo que puedo decir se empezó a desarrollar la enfermedad notoriamente. Un par de veces me amenazaron de muerte verbal y/o con armas, escuchaba voces imaginarias en donde quiera que estaba que me relataban gráficamente como me iban a asesinar  a mi y mi familia, por ende devolví la misma reacción a aquello que me acechaba, repercutiendo en la vida real ofendiendo a un montón de personas que ni tenían que ver, ya me disculpe en varias ocasiones, a muchos los trate de "lamparas" también por otras razones que no vale la pena mencionar... Pero si voy a aclarar de nuevo ya que se ha repetido la misma situación una y otra vez, siendo que he querido resolver esos malentendidos y nunca se ha podido, por una nueva y mala re interpretación de gente que ni tiene que ver y si se auto incluye en lo que no les concierne, por eso ahora y como aquellas veces que los incluí para aclarar, no me explico que hace un completo desconocido con quien nunca he tendido contacto alguno, hablando con tanta propiedad sobre MI VIDA PRIVADA. A lo mejor me entenderían si yo hiciera lo mismo,y es fijarme en cada una de las cosas que hacen a diario, hasta la más mínima, criticarla arbitrariamente de acuerdo mis propios prejuicios, hacerlo a diario hasta que los hastié, los haga sentir mal consigo mismos y empiecen a cambiar su comportamiento por conductismo, refiriéndome a SUS VIDAS PRIVADAS. Seguramente después de eso ya entiendan que una cosa es hablar generalmente sobre cosas que todos tenemos y otra muy distinta hablar sobre la privacidad de otros, ahí es cuando uno se ve obligado a tener toda la razón, ya que solo uno mismo sabe más sobre sí que cualquier otra persona, por eso si van a hablar de mi vida privada se van a encontrar conmigo y yo haré lo posible para que se entiendan uds mismos a través de sus propios prejuicios, ya lo aplicaron mucho tiempo en mi y me sirvió, me quité muchas mascaras y las que me queden quiero quitármelas por que me molesta tener que cambiar según las mascaras de otro. No estoy diciendo que yo no fui así, estoy diciendo que hago a diario lo posible para no volver ser así, de hecho afecte la vida de quienes me importan por eso, pero no tanto como esas personas creen. Me demore mucho en empezar a defender lo que es mi vida, mi pensamiento y mi ser en general, pero no es tanto por quien soy, sino por mis condiciones fisiológicas y tanto problema causado por la esquizofrenia. También probablemente por lo mismo he de afrontar otras cosas como "... no pues peguemosle un tiro a ver si se le pasa..." a raíz de cosas como esta entiendo que la verdad es un concepto indiferente que domina a los demás y la controla aquellos que tienen armas o dan miedo, que puedo decir "... no pues si quiere me condigo una pistola a ver si por fin podemos hablar..." y ya para estar en igualdad de condiciones que ambas partes sufran esquizofrenia. (Creo que no soy el único que piensa que este padecimiento es algo indeseable, incluso para el peor de los enemigos, pero como nos gusta manejar la igualdad de esa forma y en esas condiciones, hago la excepción), aclarando que eso bien lo pude escuchar de un completo desconocido o pudo ser una voz imaginaria. 

Esta enfermedad ha sido terrible, pero también ha servido para reconstruirme, para analizarme una y otra vez, para querer y decidir cambiar lo que fui, por que me di cuenta que eso no sirve ni quería ser lo que alguna vez fui, entiendo que a todos nos gusta hablar de lo que no sabemos, por eso quiero aprender cada vez más, por eso si quiero hablar de la VIDA PRIVADA de alguien más, sea bien o mal prefiero conocer a esa persona y entender cual es el problema, que discrepancias compartimos y como podemos solucionarlas, no necesariamente para llevarnos bien sino al menos hallar alguna forma de coexistir en armonía sin estropearnos las vidas. si ud quiere hablar de lo que no sabe, podría ir muy de vez en cuando a visitar algún recluido en alguna clínica a alguna de esas personas que de vez en cuando reciben una visita, si quiere hablar de lo que no sabe hágalo y a lo mejor de creer que ya sabe la razón por la que eso ocurre, descubre que es otra muy distinta a la que ud se había planteado. Si se ofendió por sentirse aludido cuando dije "lampara" siendo ud alguien que ni conozco y ud ni me conoce, podría contactarme y podríamos antes de irnos a los puños o usar cualquier tipo de violencia, discutir con argumentos y razones por que nos llamamos "lamparas" y a lo mejor resolvemos las cosas bien, así descubramos lo "lamparas" que somos y hallemos esa forma de coexistir armónicamente sin jodernos las vidas privadas, mi nombre es Julian Leonel Lemus Soto y me pueden encontrar en facebook así.

Muchas gracias, att: Reality Outsider.

/www.youtube.com/embed/NNOTyCCs0DY

Niño perdido

www.youtube.com/watch?v=0sjO6jGO74s

 

Niño perdido: En el lenguaje militar, el soldado enviado a una misión imposible. En el lenguaje común, el niño que se extravía una y otra vez. Sin remedio, como nuestro empeño en la autogestión, la independencia y la ambición desmedida de reconquistar nuestras vidas. Sin salida para este callejón ni conciliación posible con el actual orden de las cosas.

Sabemos de sobra que fracasaremos en nuestra misión, pero vamos a darle la vuelta al fracaso y convertirlo en la más potente de nuestras fuerzas. No porque seamos héroes, si no porque todos los éxitos que el capitalismo ofrece nos desmerecen y nos aburren. No se trata de espíritu de sacrificio; es una cuestión de autenticidad del placer.

Y no somos especiales. Somos una muestra de miles de niñas y niños perdidos que, de forma anónima y quizá inconsciente, funcionan contra este modelo de organización social desolador. Más allá de un grupo de rap, nos consideramos integrantes del partido de la chusma, siempre en perpetua escaramuza contra la tenebrosa dictadura de la economía escindida, siempre tentando el delirio y la ruptura de la paz colonial de la mercancía, siempre intentando esbozar la anarquía, el comunismo y la realización social del deseo. De los que no necesitan garantías para la ilusión, de los que actúan desde el amor y derivan de ello el resto. Formando parte de un enorme ejército invisible y fragmentado que lucha por encontrarse para ejercer el juicio del mundo y su transformación. Por eso contraseñas. Porque si aspiramos a algo es a ser mensaje en clave de ánimo y complicidad para todos los jugadores que estén a este lado de la guerra de clases.

Así desde que nació en primavera del 2003, Punto de Fuga ha sido un ejemplo perfecto de antieficiencia económica, desórdenes funcionales, chapuzas y libertinaje creativo. Y aquí estamos en el 2007, aún vivos y, de nuevo, sin más reconocimiento que el cariño de los cercanos y el orgullo personal; sin más aval que la pasión por hacer lo que hacemos. Aquí de nuevo, con un disco completamente autoproducido, bien presentado, con un sonido correcto, musical y temáticamente arriesgado, acompañado con un fanzine que completa y amplia los textos para poder ir más allá de las palabras.

Porque en una sociedad donde prima el valor de cambio todo amor verdadero está desvalorado, esto va para todas las personas tenaces en alguna forma de amor improductivo.

Delincuentes, soñadores, maleantes, revolucionarios, puteados, vagos, enamoradizos. Bienvenidos a otra hermosa situación sin porvenir.

 

www.youtube.com/embed/NNOTyCCs0DY

Estoy sintiendo el llamado de un niño pequeño

Estoy sintiendo el llamado de un niño pequeño.

Siento su miedo de conocer el secreto.

Siento su curiosidad de saber que hay más allá de la oscuridad.

Siento su temor de no entender el amor.

Siento su dolor de la herida con la que nació.

Siento su corazón latiendo en mi interior. 

Cuando no tengas que decir

Cuando no tengas que decir

Cómo te escribo esta carta si hoy no tengo ganas de nada, cómo hablarte de esperanza si hoy no quiero salir de la cama. Cómo decirte sigue caminando si hoy no quiero dar un solo paso. Cómo contarte lo lindo que es el cielo, si me la paso mirando el suelo. A riesgo de ser demasiado sincero, quisiera confesarte lo que estoy sintiendo. De seguro un suspiro describiría mejor lo que quiero decirte, porque mis palabras pueden mentirte. Con miedo de humedecer con nostalgia este papel, voy a susurrarte lo que siento por usted. No sé por dónde comenzar, ni como continuar, me siento impotente de no saber hacerte entender lo que me suele suceder. Comencemos por el final (a Todos nos va tocar)

La muerte es una certeza difícil de asimilar con la cabeza. Nacimos para morir y eso nadie lo puede discutir. No he encontrado una sola palabra que pueda consolar a mi alma, ante la idea que todo se acaba no se me ocurre nada. Pero es que no es cuestión de letras sobrevivir a la existencia. El pensamiento es un don para traducir nuestro corazón, pero también es una maldición que nos genera confusión. ¡Quiero Vivir! Pero estoy cansado de existir. Esa ansiedad que me acecha es sentir la muerte tan cerca, esa angustia que me aterra es no encontrar una sola respuesta. Esa jeta que hago es no saber por qué lo hago, esa mirada inquieta busca la luz de las estrellas, esas pestañas no dejan descansar a mi alma. Esta vida que llevo es una fiesta en un entierro. No sé lo que quiero, pero SÉ que la quiero.

No sé si recuerda las noches que pasamos en vela viendo fijamente una pantalla ciega. Recuerdo su rostro enceguecido por el televisor, sentada a mi lado fantaseando con un mundo mejor. Soñábamos despiertos con héroes de carne y hueso, pero ellos se murieron y ya no hay nadie que nos salve en el cielo. El ideal se fue desvaneciendo, mientras yo observaba como le iba ganando el sueño. Sus ojos se entrecerraban mientras a mí se me escurrían las lágrimas. Yo cuidaba su sueño, aterrado de seguir despierto. A veces me daban ganas de despertarla para decirle alguna bobada, su voz me tranquilizaba esas noches en que TODO me asustaba. Sentirla a mi lado me daba el valor para afrontar la oscuridad en mi interior. Los monstruos que se esconden debajo de mis parpados huían al ver sus ojos llenos de encanto. Como dos luceros sus ojos iluminaron mis ratos negros, su llanto en mi corazón siempre ha resonado. Con su primer suspiro, mi vida dio otro sentido.

Inicio el juego de la vida, en la oscuridad caminábamos a escondidas. El cuento de la vida comenzó con el verso de su risa, ha sido el sonido más hermoso que han podido escuchar estos ojos. De su inocencia loca aprendió mi persona. Gracias a usted pude comprender lo que es querer con todo el ser. Lo que es sentir amor y odio por igual, lo que es percibir otra realidad, dar sin esperar recibir, ser capaz de morir por ti. Recuerdo verte por primera vez sonreír, siendo apenas un corazón con ojos fue el gesto más hermoso. Frente a tu cuna te susurre, la primera canción que te enseñe, una ronda que ya olvide, porque solo tú y yo la podíamos entender. Luego el tiempo nos cobra tan hermosos ratos con momentos que quisiera olvidarlos. La incomprensión de la lucha que se disputa en nuestro interior, nos incito a cometer los errores que luego nos enseñó. No sé cómo ser mejor y poder comprender lo que es el amor. Cuantas veces llegue a molestarle por no saber cómo enseñarle, lo que usted me hizo aprender cada vez que compartía con usted. Fui cruel como la vida de un horror que no se imagina. El saber que uno se está muriendo y que la vida es el dolor que llevamos dentro. Es que nos estamos matando por saber que morimos a cada rato. Qué será lo que sucedió, que la vida nos cambió. No sé quién soy y parece que eso no tiene solución. Me apena pensar que soy lo que nunca quise ser y no pude ser mejor ser para usted. Cuantas veces le pude haber hecho daño sin saber por qué lo hago. El odio es amor mal incomprendido y yo nunca he entendido el sentido del camino. Si acaso alguien puede saber lo que se siente esta herida, son sus ojos que me atestiguan. Usted conoce más de un demonio que se ha apoderado de mi rostro. Sabe cuánto daño han causado mis actos. No sé qué tanto me he equivocado, la culpa es la cruz de la libertad que he llevado, el peso que debemos de cargar, las cadenas que tenemos que arrastrar, porque somos esclavos de la libertad. No sé por qué disculparme pero espero algún día pueda perdonarme. He fallado más de una vez y he desfallecido otra vez. No sé si vale la pena soportar el dolor de la existencia. Para mí una razón es saber que late su corazón. No importa comer mierda si ha servido para abonar sus tierras. La semilla más bella germina entre la mierda. No me importa estar hecho mierda porque gracias a usted crece de la infértil tierra la flor más bella. Sus pétalos están hechos de sus sueños, es el comienzo de un nuevo verso. Un nuevo poema que se escribe de otra manera, un nuevo juego que me incita a comenzar de nuevo.

A escala de sus sueños quisiera despertar en un mundo nuevo. Ser su compañero en este viaje eterno. Ser su confidente cuando nadie entienda lo que siente. Puedo estar cansado pero de su mano quiero seguir caminando. Coronar el cielo y salir de este agujero. He cavado este hueco para protegerme del miedo. Es tan hondo que parece no tener fondo, por explorar tierras prohibidas he perdido el rumbo de mi vida, pero usted es el destello para renacer de nuevo. Acabar con mi ego y liberarme de mis propios pensamientos. Son tantos los recuerdos que juntos hemos hecho. Cada paso evitando pisar las grietas del asfalto. Escuchar sus pasos apresurados como la primera vez que la vi caminando. Caerse de cabeza para levantarse con nuevas ideas. Burlarme de sus desgracias para que no le parezcan tan amargas. Reírnos de la torpeza de nuestros propios problemas.

Quisiera evitarle tantas penas pero equivocarse tiene su ciencia. Los errores nos enseñan de una extraña manera. Tantas veces he fracasado que tengo una maestría en ser un derrotado. No sé cuántas veces lo he intentado pero siempre resulto decepcionado. Releo las últimas palabras y me doy cuenta que solo he escrito tontadas, no he podido decir nada que quisiera que usted escuchara. A veces quisiera desechar cada palabra que me he atrevido a pronunciar. No me han servido de nada si aún no encuentro alguna que la pueda consolar. Dicen que la poesía es la mejor terapia para sanar el alma. Pero mi herida se desgarra cuando la siento tan callada. Siempre me pregunto, qué es lo que calla, si acaso en algo puedo ayudarla. Aunque yo sea un bueno para nada, por usted aprendería nuevas palabras. Sería capaz de volverme mujer, para poderla entender. Saber lo que se siente el amor en el vientre, saber cuánto duele la luna de los meses. Saber lo que es el placer en la inocencia de su piel. Cuanto quisiera saber qué es lo que la trasnocha a usted. Si pudiera cargar con sus problemas para mí no sería ningún problema, el problema es la impotencia de no saber cómo resolver sus dilemas.

No saber otra lengua para traducir lo que no entienda. Recuerdo esos ojos curiosos preguntándome el ¿por qué? de TODO. Si no sabía las respuestas me las inventaba de alguna manera. TODO está bien, le mentí más de una vez. Sin querer no supe que responder, no quería que supiera que el mundo está al revés. Patas cabeza, caminando con prisa ciega. Muriendo de ganas, cadáveres sin alma. Viciosos de ideales, de humo fugaces. Nada está bien, pero todo puede cambiar sin querer, un paso a la vez, todo depende de usted. Aprender a caminar de nuevo y crear un nuevo sendero. Quisiera ser más viejo para enseñarle juegos nuevos. Pero no soy más que un necio que niega las reglas para divertirse a su manera. Quisiera enseñarle a bailar, pero soy sordo hasta para caminar. Usted va comenzar a comprender las cosas que yo no pude entender. De seguro va experimentar cosas que la van hacer dudar. No se obligue a nada, cuando no quiera, no lo haga. No se deje presionar por el ritmo de la sociedad. No se apresure a probar cosas que se tienen que masticar/reflexionar. Sin embargo déjese llevar, su corazón la va a guiar. No importa que tan desubicada pueda estar, perderse es una forma de encontrar. No tema al cambio cuando todo se esté transformando. No se parezca al espejo donde se reflejaron sus viejos. Sea quien quiera ser, así no sepa quién es usted.

Ojala yo fuera como usted y ser mejor ser. Soy lo que nunca quise ser, pero ya voy sabiendo lo que no quiero ser. Sin saber que es el “SER” espero que usted lo pueda entender. Quiero ser mejor para usted, cambiar de parecer y animarme a creer que todo puede suceder. Volver a ver el sol reflejado en la ventana de su alma, como esa mañana en que sus ojos me miraban. Desde su cuna me observaba y era como si la vida me contemplara. Quisiera volver a tener ganas de jugar sin tenerme que drogar, volverme a entusiasmar sin tenerme que extasiar, volverme a enamorar sin tenerme que intoxicar. Volver a reír sin tener que fingir. Vuélvame a contar esa broma tan ingenua y tonta. Burlémonos del drama que nos atormenta el alma. Vuelva a comenzar sin temer al final. Volvamos a luchar sin miedo a fracasar. Levántese de una vez, que el sol la vino a ver. Le mando a decir que no se preocupe por mí. Que se libere de la carga que heredo su alma. El dolor es un patrimonio familiar del que nos debemos liberar. Aceptando que la vida es dolor, pero la vida es una ilusión. Todo ese dolor se puede transformar en amor, depende de que tan grande tenga su corazón. No me cabe duda que el amor es la más bella de las locuras. Cuando la cordura sea insoportable recuerde el amor que fluye en la sangre. Cuénteme ese cuento que alucina en el espejo, sola y en silencio quisiera que escuchara cuanto la quiero, que cantara como si Dios en verdad escuchará, que te rieras como si el diablo fuera un chiste, del que estuviera prohibido reírse. Que pensaras más allá de lo que tus ojos alcanzaran, que sintieras cada roce de las piedras, que caminaras lejos de los muros que te encierran. Que volaras como si tus alas nunca se cansaran. Quisiera que nunca tengas miedo de saltar hasta alcanzar el cielo y no temer caer al suelo. Y si acaso tienes miedo (como de seguro debes tenerlo) debes saber que yo también me aterro de no saber hacia dónde me dirijo, de no encontrar las huellas del camino, en un desierto infinito se labra la tierra con lo vivido, puede sembrar flores de todos los colores y pintar con los colores de sus pasiones. Imaginar un mundo mejor en cada decisión. La libertad es entender la voluntad y poder hacerla realidad, donde todos puedan reír y llorar.         

Cómo enseñarle a vivir, si en el internet no se aprender a existir. Si tienes que saber sufrir y persistir en resistir. Cómo enseñarle a montar bicicleta, si tengo tan desequilibrada la cabeza. Si no he aprendido a usar los frenos y me precipito contra el suelo. Cómo darle la lección que le ayude a equilibrar su interior. Si es que yo soy inestable y me cuesta auto controlarme. Cómo enseñarle a sobrevivir si la vida no tiene instrucciones y ya han caducado todos los valores. La luz se esconde en los rincones, las luciérnagas son como ilusiones. Cómo enseñarla a reír si mis dientes sangran al sonreír. Siempre tan sonriente con la tristeza entre los dientes, acumulando el desencanto de tanto haber llorado. El haber desperdiciado la felicidad de esos mágicos ratos. Querer repetir cada vez que la vi sonreír, hacerla reír hasta llorar y que me acuse con mi mamá. Hacerle alguna travesura para que no descubra que la quiero en secreto, que siempre la llevo en mis pensamientos.

No tema ser diferente y a desentonar entre la gente. No tema a salirse del renglón, ni a pintar de otro color. No sea la escala de ninguna regla, ni el acento de ninguna letra. No sea el eco de lo que ya dijeron. No sea esa canción que todo el mundo escucho. No sea la princesa que esconde su belleza detrás del maquillaje, no sea el maniquí de ningún estante. No sea la muñeca de un títere sin cabeza, no se deje manipular por los hilos de la sociedad. No se deje programar como si su amor fuese virtual. No se deje engañar del espejo, no se deje controlar por el reflejo. Que no le importe fracasar, nunca lo deje de intentar. Encuentre su propia voz, desafinar también es una forma de cantar. Que no le importe el qué dirán, aullé su propia verdad, escuché el canto de los demás, valore todo lo que pueda escuchar. Que no le importe el bien o el mal, piense en los demás como si usted fuera ellos y el YO fuese una comunión con el mundo entero. Sueñe despierta y despierta del sueño, que el amor real es como dormir pero estar despierto. Camine su propio camino, no persiga ídolos ni destinos, que no le pase lo del soñador, que confunde la realidad con la desilusión. Sueñe su propia verdad, deje que el viento peine sus ideas, equilibre su corazón con su cabeza. Piense con inteligencia emocional, cada decisión es un paso de donde siempre retornamos.  

No me haga caso a todas las bobadas de las que hablo, escuche entre renglones mi esperanza de amores. No cometa los mismos errores esperando que del cielo lleguen soluciones. Busque sus propias respuestas con cada cosa que aprenda. No espere dar para recibir, no le ponga condición a su amor. No ceda, no ceda, no ceda, ante ningún problema. No obedezca ninguna regla que no le permita SER a su manera, a expresarse como quiera y a escoger lo que le parezca. A bailar si quiere hasta de cabeza, o incluso sin mover las piernas. Encuentre su propio ritmo y si se le antoja cambie de estilo. Lea lo que le plazca e imagine cualquier tipo de palabra. Sueñe con colores y sonidos jamás vistos. Ofrezca su corazón a todo aquel que necesite amor, no le tema al dolor y úselo como catalizador para su propia creación. Con la materia de su alma, sea sangra, sudor o lágrimas, construya su propia realidad, donde quepan la de los demás. Siempre diga la verdad, como si no supiera que son mentiras, sea sincera consigo misma. No preste cuidado a los prejuicios de los que no han probado, que su propio cuerpo sea su experimento. Que no le tema a pedir perdón y aceptar que se equivocó. Perdón si me puse moralejo pero me estoy haciendo viejo y ya no me siento tan pendejo. Esta noche hace 17 años y 364 días que mi vida cambio gracias a su vida. No se imagina lo que daría por seguir viendo su sonrisa. Recuerdo ir al hospital con el presentimiento de que usted todo lo iba a cambiar de lugar, para enseñarnos una nueva forma de amar. Le agradezco poder darme ese sueño, sus ojos han sido el más lindo de los obsequios de la tierra y el cielo. Nadie es tan viejo como para dar consejo y sin embargo “nunca se deja de crecer, nunca se deja de morir”.  Se vive en el momento y yo quisiera repetir todo de nuevo para verla renaciendo desde cero. Perdón si no se me ocurre algo nuevo, quisiera que me enseñara cuantas estrellas hay en el mañana.   

Yo no sé tutear, mi forma de demostrar cariño es acompañarte en el camino. Estar a tu lado, aun cuando no esté a tu costado. Servirte de almohada para cuidar tus lágrimas y soñar tus sueños, para lanzárnosla como solíamos hacerlo. Que nos sirvan de escudos y de armas para luchar la batalla, para hacer una fortaleza que nos proteja de la tristeza. Cómo cuidar su inocencia si el mundo te manosea el culo, si los hombres son reprimidos, por el macho que a las mujeres las ha violado. Cómo cuidar de su ingenuidad si corrompida está la humanidad, el dinero no es el pan, pero sin dinero no hay con que tragar. Cómo cuidar su futuro, si el presente es tan oscuro, los niños se matan y nacen sin esperanza. No pude protegerla del acné, ni tampoco de lo que pueda suceder. No pude protegerla de la traición, ni tampoco del desamor. No pude ser su protector, porque usted es su propia salvación. Las fuerzas que me faltaron a usted se las he reservado. Le escribo esta carta, como cuando usted me regalaba sus dibujos hechos con las crayolas de su alma. Miles de regalos que a la “breva” lo han alegrado. Consuelas mi inocencia cuando me dices “mi breva”. Aprenderás nuevas maneras de jugar a la rayuela. Te enamoraras y te desenamoraras, conociendo lo que es AMAR. Odiar no está prohibido, pero entiende, que odiar es no saber amar. No sé cómo terminar esta carta que siempre te he querido entregar, a veces no sé cómo poderte hablar y prefiero callar y en tu silencio poderte escuchar. Con mis sentidos siempre podrás contar, para escuchar lo que nadie quiere escuchar. Lo importante no es rezar “líbranos de todo mal” (porque nadie se libra) sino más bien o menos mal, rezar para que el mal nunca nos pueda esclavizar. Quisiera que vieras este amanecer que hoy me ayuda a leer lo que te intente decir, hoy es 3 de Abril y no sé por qué, pero estoy tan FELIZ.

P.D.:

Cuando no tengas que decir, yo lo diré por ti.       

Amores gatos

Cariño mío

Siete, son los motivos

Por los cuales, me negare

Rotundamente, a extinguir

El sagrado fuego

De tan excelsos sentimientos

Hacia ti, todita tuya; humana.

 

Siete veces, a la semana

Un tenue rayo de sol, atraviesa la ventana

Y mi habitación, oscura y cuadriculada

Se convierte en un manojo de colores

Algo similar, le ocurre a mi cabeza

Cuando tu luz, traspasa mis pupilas

Das vida a la vida misma, plenitud entera.

 

Cuando escucho detenidamente

 

En la azotea, el canto de los pájaros 

Pienso en libertad, en volar

En perseguir mis sueños, en Do Re  Mi, Fa, Sol La, Si 

Luego deseo  tus labios, como quien desea 

Destruir los barrotes, de su propia cárcel

Y proclamar la revolución de la alegría, el amor y la lujuria 

 

En la regadera, todo tipo de fantasías 

Ocurren en mi mente, como fluye el agua por mi cuerpo

Por ejemplo, fantasea mi lengua con cada centímetro de tu carne 

Al tiempo, lo hace mi olfato, deleitándose con ese perfume de olor a sexo 

Y mis expedicionarios dedos, están siempre expectantes

A la empresa de  aventurarse, por los siete continentes y siete mares 

De tu indescifrable geografía, humana mía.

 

Siete, son los pretextos 

Para amarte, de lejos 

En las sombras, en silencio 

A secas

Como una mascota 

A mi manera 

A ti , a otras 

 

De siete maneras

Lastimas mis corazones 

De siete maneras 

Me las arreglo para quererte 

De siete maneras 

Resucito

Sin tu ayuda 

 

Siete vidas, un gato tiene 

y he gastado tres 

Faltan cuatro, y aquí concluiré

 

Siempre Tuyo

Mariscal Bigotes  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un PUNTO

Te has vuelto un punto

Lejano y oscuro

Un punto donde termina el comienzo

E inicia el final.

Un punto del que me alejo

Caminando de para atrás.

A mis espaldas el infinito se acaba

De cara frente a un mundo

Que se vuelve un punto.

Lo desconocido es mi rumbo

Incierto y oscuro

Camino taciturno.

Dejando huella entre el humo

Un futuro sin pasado se aleja de mi lado.

Mi alma es tierra de NADA,

Como un labriego que trabaja

Desenterrando semillas de nostalgia.

Solo en la soledad como un punto dimensional,

Me alejo cada día más

No existe línea que nos pueda juntar.

Y un día de estos me dio por olvidarte

Y un día de estos me dio por olvidarte, con tus recuerdos desecharte. Me dio por cerrar la puerta que esperaba a que tú la cruzaras. Me dio por borrar tus mensajes que en mi cuaderno guardaste. Me dio por abrir la ventana para que el humo se salga. Me dio por abrir los ojos para que desapareciera tu rostro. Me dio por encerrar a mi corazón, para que no vuelva a huir de la razón. Me dio por cerrar el lagrimal, para que mi alma no se vuelva a deshidratar. Me dio por encender la luz para comprobar que no estabas tú. Me dio por salir de la habitación para escaparme de la prisión, me dio por soltar las cadenas que yo mismo sujetaba. Me dio por soltar las esposas que llevaba entre los dedos a las huellas de tu cuerpo. Me dio por volarme los sesos contigo dentro.

Y así mismo un día de estos te iré a buscar, siguiendo las huellas que enterramos al alejarnos, siguiendo la estela que fuiste dejando. Y así un día de estos me dio por encontrarnos, allí donde nos olvidamos, y ni siquiera nos saludamos. Ya no estábamos. Y así un día nos fuimos desencontrando, nos desconocíamos al cruzarnos. Nos fuimos dejando por el camino que nos fue separando. Testigos de un crimen que juntos cometimos, cómplices del más pecaminoso de los delitos. Nos amábamos con delirio, como si la eternidad durara un suspiro.

Y un día de estos me dio por recordarte, por acariciarme la cicatriz que me dejaste, releyendo las palabras que seguramente olvidaste. Me dio por volver a escribir lo que siento por ti. Por repetir la hora en que te evoco a ti. Me dio por insistir a que regreses por mí. Por resistir el tiempo que nos vio partir. Me dio por volverte a ver, a mi lado otra vez. En un espejo parecido a una foto poder palpar tu rostro. Me dio por conocernos otra vez, por última vez, que en nuestros ojos nos reconociéramos el uno al otro.

Y un día de estos llego ese día, en que por fin te olvidaría, recordando ese día, olvidaría que te olvide, vida mía.  

¿Quién lo iba a creer?

¿Quién lo iba a creer? Yo no lo pude prever. ¿Cómo es que me pudo caber toda una vida en una bolsa? Vacía y rota. Hasta espacio me sobro, pero no me cupo el amor. Se perdió con el trasteo junto a la felicidad de un niño ingenuo. Yo aún espero a que asistas a mi entierro, que me visites en este agujero y que me des mi último beso. Me hago viejo esperando tu regreso, en el banco de un parque me duermo esperando que el sol salga de nuevo. Se hace tarde y la puerta nada que se abre. Comienzo a olvidarte, tengo miedo de dejar de extrañarte. Mejor no mirarte, temo jamás encontrarte. Ya no volveré a molestarte, me voy a borrar de tu paisaje, estas letras no tienen sentido leerlas, las voy a borrar para que desaparezcan de una vez por todas de mi cabeza. Para que lo sepas, te amé con todas mis fuerzas, ¿de qué te quejas? Si mi amor no te cupo en la cabeza. Déjame escribirte el último poema, antes que el cigarro desaparezca, deja de amarrarme entre tus piernas, deja que me de media vuelta. Deja que me escape a ver si llego a alguna parte, es que siempre regreso a donde tú no estás, por si algún día decides regresar. Cómo se comienza una carta de despedida cuando el final se avecina. Un hasta luego, sin un posible regreso. Un gesto de no volveré a verte de nuevo. Un último beso que conmemore un entierro. Quién iba a creer que no te volvería a ver, volveré a donde te vi por última vez. ¿Regresar? ¿De dónde y para dónde? En el mismo punto sin nombre. Ninguna línea recta podría juntar nuestros puntos de referencia. Cuando te hallo ya te has evaporado, te me escondes cuando pronuncio tu nombre. Te me apareces cuando te repito infinitas veces. 

Silencio (sin saber por qué)

Silencio… escucha mi corazón, aún late por vos.

¿Sabes?... Aún no he podido saber que hay después del ayer.

No me parezco a él, al que conociste alguna vez.

Se fue… No se ha dónde pero se fue.

Calla… déjame terminar, aún quedan silencios por descifrar.

……………………………………

Te amé… sin saber por qué; sin querer te adore.

…………………………………..

Es tarde… lo sé… pero mi mente no entiende,

Que te fuiste entre lágrimas dementes.

Quisiera volver a ser él,

Al que amaste sin saber por qué.

El que estrechaste entre tus pechos,

Como a un niño que consuelas con un dulce beso.

El círculo de amor se rompió,

No hay abrigo que me de cobijo

Ni anillo que me aferre a tu destino.

Desamparado y desolado.

Soy un cadáver lleno de amor,

Donde crecen flores del sol.

Una estrella que ilumina al revés,

Un camino donde NADIE anduvo alguna vez.

 

Estamos solos los unos con los otros,

Siempre juntos en infiernos mutuos.

Haciéndonos falta el brazo en la espalda.

El beso que anunciaba la mañana.

Un cigarro que ha remplazado tus labios.

Un caos que se ha vuelto sistema

Por el desorden de una vida necia.

Tus palabras se han hecho secas,

Tus miradas solo se recuerdan

Cuando borracha está mi cabeza.

Aún necesito tu ayuda

Para olvidar tu puta luna.

Aún espero que me llames

Para excusarte, para disculparte,

No por ausentarte, sino por presentarte

Con la ilusión de amarme.

Aún te espero en la misma esquina.

Con la mirada hecha cenizas.

Con los brazos extendidos y delgados.

Para recibir mi ultimo abrazo.

……………………………………….

Silencio… déjame terminar,

Mi corazón pronto desfallecerá. 

Uno caga SOLO

Es en esa isla solitaria, en una porción de NADA donde habita mi alma. En un desierto de personas se pasan las horas, rostros sin ojos, agujeros infinitamente hondos donde se proyectan las ilusiones de los espejos rotos. El lenguaje es una red de símbolos que signan las experiencias de la vida… una vida vacía, contenida por una muerte que vigila. Me intento comunicar con las palabras que me enseñaron para mentir. YO… ese yo que nunca conocí, al que le debo todo el tiempo que sufrí. TÚ… muy lejos de mí… en el horizonte donde me perdí. Deambulo por ahí sin ningún norte que seguir. Allá…te veo venir, acá espero por ti. Entre todo este silencio, como una pequeña luz que rezuma entre mi cuerpo, el sonido sale de adentro como el susurro de los huesos. Tiemblo… ese es todo mi movimiento… y tú te me avalanchas como un furiosa oleada que me ahoga entre las sabanas. Como la sal que nace del mar si vuelve a tocar el agua se desaparecerá.

Salgo de ti, más triste de cuando me metí. Me desprendo de ti, tus ojos se alejan de mí.  No te alcanzo a ver y pareces desaparecer, la luna se fue…las estrellas se apagan mientras las luces de la ciudad sofocan la oscuridad. Me dices que hace frío… recuerdo que aún estoy contigo… a unos centímetros de distancia me siento lejano, tú me agarras la mano. Yo te doy un abrazo, frío… helado… respiras y el vapor contamina la soledad que nos abriga. Respiro fuerte, agonía latente, me besas la frente, me tranquilizas la mente. Me siento pequeño entre tus dos senos. Me recuesto en tu pecho, siento como tu corazón está sonriendo. ¿Me quieres... soy tu dueño? En este momento soy tu única estrella en el firmamento, rodeas todo mi cuerpo y me dices: “eres pequeño… mi inocente muñeco -Te voy a cambiar las baterías, aún sirves aún respiras, levántate y camina que la vida te espera, como el sol espera que la hierba crezca.” Me riegas como una flor en  primavera. Húmeda está tu tierra…florece hierbas silvestres extrañas rosas de muerte. Se erizan mis espinas soy una flor que lastima, se te clavan en el cuero trozos de mi pellejo. Me alejas con los brazos, me dices que te hago daño. Aún no te he tocado y ya tienes el cuerpo lastimado. Te babeo hasta la última partícula de materia, hago un camino de besos para hacer la planimetría de tu cuerpo. Te alivia mi espesa baba, te beso las llagas laceradas. Me acerco al agujero negro, quiero irme de todo esto, abre la puerta de tu entrepierna, quiero entrar a tu cueva. Husmeo con la cabeza, recuerdo el dolor que se siente atravesar el umbral, estoy a punto de estallar y derretirme antes de entrar. En el lindero salto sin mirar el suelo, un golpe seco, un agonizante lamento, frustración y desespero te ahogo en mis recuerdos. Me miras con decepción, se me PARA el corazón.

Abro todas las ventanas para que pueda entrar tu alma. Me miras de reojo, me dices que soy un tonto. Cierro la puerta para que nadie sepa que en las noches sin luna me acerco a tu vulva. Eres silenciosa por fortuna, solo gimes cuando mis dedos te torturan. "Agúzate hermosura que quiero sacarle filo a la punta". Un grito de ayuda te susurro con ternura, me dices: "No te preocupes; estoy contigo, no hay que temerle al dolor, la vida es aflicción…" te interrumpo con un beso, musito la rabia que llevo dentro. Te muerdo… y me bebo la sangre que corre por tus labios, se me gangrena las venas cada que frotas mi existencia.

¡Tengo miedo! Te confieso. "Eres cobarde" me reclamas, como una madre que regaña. No puedo con la vida, hasta el viento me lastima. "Deja de quejarte" me reprendes, con un mordisco en el cachete. No quiero hacerte daño, te repito, con el cuchillo en tu vientre y mi angustia en tu mente. "Déjame en Paz no me molestes más, no quiero escucharte llorar, lo hecho…hecho está" Saltas de la cama sin piedad de mi alma, no miras para atrás, te vistes sin sensualidad, me dices "luego hablamos, necesito estar sola para pensar, con tantos gritos silenciosos no me dejas escuchar" ¡Lárgate YA! me arrepiento antes de hablar. "BAH", balbuceas… y es el fin el que se acerca. Si supiera llorar estaría llorando, pero me quedo todo quieto y callado. UNO caga SOLO, nadie te acompaña a la taza mientras cagas tu alma. 

Tictactoc tictactoc

Tictactoc tictactoc, mi corazón escapa del reloj

Tictactoc tictactoc, aún late sin razón

Tictactoc tictactoc, el recuerdo de tu amor

Tictactoc, tictactoc, el tiempo desapareció

Tictactoc, tictactoc, mi alma se esfumo

Tictactoc, tictactoc, mi mente es una prisión

Tictactoc, tictactoc, cansado estoy yo

Tictactoc, tictactoc, descanso en un ciclón

Tictactoc, tictactoc, el humo respiro

Tictactoc, tictactoc, la vida exhalo

Tictactoc, tictactoc, el muerto se murió

Tictactoc, tictactoc, a la vida sobrevivió

Tictactoc, tictactoc, aún espero lo perdido

Tictactoc, tictactoc, solo queda el mal humor

Tictactoc, tictactoc, el deseo se hastío

Tictactoc, tictactoc, la aguja del reloj

Tictactoc, tictactoc, el día se acabo

Tictactoc, tictactoc, la noche no comenzó

Tictactoc, tictactoc, despierta la ensoñación

Tictactoc, tictactoc, huyo de mi YO

Tictactoc, tictactoc, la sangre se alboroto

Tictactoc, tictactoc, la última lágrima se congelo

Tictactoc, tictactoc, dicen que existió

Tictactoc, tictactoc, mi corazón se cansó. 

Fatiga

Fatiga

Como un vil espectro

Que se posa en el pecho.

De fango es el suelo,

Sofocante es el cielo.

Como un anciano

Con el cuerpo arrugado,

Con el rostro agrietado

Del tiempo añejado.

Del gesto cansado

Los ojos irritados,

Un caminar fatigado

Un vaivén de borracho. 

Vacío en la mitad solo había vacío

Vacío en la mitad solo había vacío, no había nada, pero no era NADA (porque la nada es nada) Vacías palabras. Ésta era la nostalgia de una vida circular donde todo se repite igual. Donde cada paso es empujado desde atrás y adelante un abismo nos está esperando. Por donde se desciende sin cansancio. Atados de la gravedad, por nuestro propio peso espiritual. Arrastrados por el tiempo unidireccional que no se para a descansar. Marchando sin compás nos estrellamos al caminar.  

Suspendidos e ingrávidos, descendemos mientras se eleva nuestro espíritu. En delirio nos descubríamos así mismos. De pocos amigos pero muchos conocidos, acompañados por solitarios que andan con la soledad de la mano. Estudiábamos, trabajábamos y holgazaneábamos, del verbo fuimos esclavos hasta que el vértigo nos dejaba privados del acto, en el suelo tirados. Expiábamos los misterios con la mirada perdida, sonriendo de la no alegría. Desobedecíamos la fila y nunca figurábamos en la lista. Dentro de la masa se filtraban como virus que curaban. Se mantenían limpios vaciando el cáliz de su espíritu. Pero las manchas del cristal de su alma corrompían su inocencia sagrada. Culpables de amar hasta lo que no se debe amar, no tememos fracasar, porque todo lo damos por perdido antes de comenzar, nuestra lucha es contra la roca de Sísifo, nuestra vida es como la cruz de cristo.

Bostezábamos el mundo en un bocado, nos divertíamos aburriéndonos hasta el cansancio. Siempre fatigados andábamos de paso, como cargando el mundo en nuestros brazos. ¿Qué es este vacío de espacio infinito? Traer no sé cuantas palabras del otro lado del silencio, del monologó interno. Rumiar ideas con las emociones en las muelas. Fumar hasta delirar, olvidar respirar y sin aire intentar suspirar. De nuevo intento hablar.    

Pero tan difícil que es dar un paso adelante, sin retroceder más tarde.

Pero tan difícil que es dar un paso adelante, sin retroceder mas tarde. Buscar una página perdida, donde escribir la elegía de mi vida. Encontrar entre renglones los pétalos de dolores. Un dibujo de la infancia, matacho hecho de nostalgias. Todo un camino perdido, entre el bosque del olvido. La arena no tiene memoria y a cada paso transcurre una nueva historia. Es mi diario hecho boronas, de palabras rotas. Es querer decirte una cosa y acabar diciendo otra. Tantas palabras de sobra y ninguna describe tu verdadera persona, como un nido para el alma las palabras se transformaban tarde o temprano en una jaula. Una casa abandonada sin puerta y sin ventanas. La han sellado desde adentro, para que no entre la luz ni el viento. Desde dentro se rasguña sus paredes de cemento. Es un niño naciendo, un hueco para mudarse a la grieta de su destierro. Esperando el derribo, un techo infinito. ¿Dónde están mis recuerdos? Encerrados en estas paredes de cemento. En mi sueño aparece el mismo tormento. Es un rezo que se esconde en el silencio. ¿Dónde están mis amigos? Presos dentro de su cuerpo, no quieren salir porque tienen miedo. 

Loading...
Loading...